martes, 31 de mayo de 2011

Copa de Oro. El C-C tendrá la llave.


 Una vez terminado el análisis de la zona defensiva cubana, portería incluida, y revisando los nombres para la delantera, para nadie es un secreto de que si Cuba quiere sacar algún resultado decoroso en esta Copa de Oro, su media cancha y en especial la combinación Colomé (Jaine) – Cervantes tendrá que rendir al máximo y sacar a relucir todo el talento que poseen sus integrantes.

Será sin dudas el Geniecito de Morón en el que se fijen todas las miradas, el hombre que le ponga la pausa al juego cubano, la pelota al piso, cree juego y surta de balones a los delanteros.  Talento e intermitencia, similar al brasileño Diego, podrían ser las características que definan al Pelao., un hombre que te puede regalar un día de ensueño y desbaratar a la más sofisticadas de la defensas o vagar por el campo como una sombra inexistente.
Su presencia es vital para que el mediocampo cubano exista, para que el equipo no se muestre largo y predecible como en la última Copa del Caribe donde se abusó el pelotazo en busca de los delanteros en una especie de juego predecible y fácil de controlar por las defensas rivales.
Pero si bien Cervantes será el hombre encargado de mover los hilos de la media cancha, es sin duda sobre el Capitán del equipo Jaine Colomé en el que recaerá el mayor peso del trabajo del mediocampo cubano.  Seguro en la marca, preciso en la entrega y dueño de una excelente pegada de media distancia y a balón parado,  Jaine es uno de esos jugadores que resulta difícil imaginarse a donde hubiese podido llegar si hubiese jugado en una Liga de mayor nivel en la que hubiese podido pulir esas tremendas condiciones que tiene.
Colocado, acaso, en la posición más incomoda de ese mediocampo romboidal que Cuba pretende poner sobre el terreno de juego, Colomé no solo tendrá que ser el hombre que surta con balones cortos a Cervantes para que este organice el juego y actuar  como lanzador, con pelotazos largos a la espalda de las defensas rivales en busca de la velocidad de los delanteros cubanos sino que también con un Domingo y un Aliannis tratando de resolver el dilema defensivo derecho tendrá que multiplicarse para hacer su trabajo de reparación en el mediocampo amen de cubrir los huecos defensivos dejados por su hermano Joel en la defensa por el sector izquierdo, algo que se vio en demasía en la pasada Copa del Caribe.
Con cuatro goles en sus últimos tres partidos a pocos le cabe duda que Marcel Hernández será de la partida alternando por izquierda o por derecha en dependencia de quien sea el quinto hombre en el medio campo, dueño de un excelente control del balón y un regate delicioso a la mirada del público, Marcel se olvida con frecuencia que el balón no es de su propiedad y que existen otros nueves jugadores con su color de uniforme que también lo quiere, pecando de individualista y segura presa de defensas experimentadas como las que deberá enfrentar en solo unos días.
Explosión, velocidad y desparpajo de frente al gol son características que puede ofrecer Sánder Fernández por la izquierda, más aun con la ausencia de Mandy,  una buena opción de cara al gol en un equipo de goleadores anémicos, siempre y cuando no tenga que sacrificarse y bajar a ayudar en la marca en el sector más vulnerable de la defensa.
El Capi y Arielito se antojan como excelentes opciones, jugadores con buen manejo del balón y gol pudieran ser utilizados como volantes con llegada el segundo para buscar acompañar a los delanteros el segundo o conducir el equipo, si Cervantes no funciona, el primero.
Con características similares a Keko Fernández, aunque con mucho menos gol, Quesada podría ser el hombre indicado para las segundas mitades, en un equipo que extrañará los desbordes y peligrosidad incontenible de un Adonis Ramos dejado al margen de la convocatoria.
A pesar de haber sido uno de los hombres de confianza del técnico Leosbel Lara quien (a falta del reporte del partido Ciego – Cienfuegos) lo usó como regular en 11 de los 13 juego de su equipo, racha en la que jugó en 969 minutos de los 1170 jugados por su equipo y solo no vio acción en el partido frente a Ciudad de la Habana que cerró la primera vuelta del Campeonato Nacional de Futbol, el llamado de Alexei Carrazana sorprendió a todos los que seguimos a la selección cubana de futbol y no por la calidad que tenga el cienfueguero sino por el peso dentro de la Tricolor y actuaciones de hombres como Leonel Duarte, Adonis Ramos, Armando Coroneaux o el propio Keyler García situado entre los máximos goleadores del torneo.
Merecido o no, este es un premio para Carrazana quien tras finalizado su ciclo con la selección Sub 23 cubana de fútbol no había vuelto a ser tenido ser en cuenta para la preselección llamado y cuya presencia en el terreno de juego en la venidera Copa de Oro deberá ser una sorpresa aun más grande que su propio llamado al equipo grande.
En fin, juventud y experiencia para una media cancha cubana que tendrá que usar todo su talento para regalarnos al menos un esbozo de sonrisa en la próxima Copa de Oro.

2 comentarios:

  1. Al final ¿quienes son los 18?

    ResponderEliminar
  2. Según la CONCACAF estos son los hombres

    1 O. Molina 08/03/74 Goalkeeper
    12 J. Pichardo 01/10/90 Goalkeeper
    21 O. Cooper 03/31/92 Goalkeeper
    3 Y. Márquez 01/03/79 Defender
    4 H. Dranguet 09/02/82 Defender
    5 J. Clavelo 08/08/82 Defender
    6 Y. Colomé 10/15/82 Defender
    14 A. Urgellés 06/25/85 Defender
    16 R. Fernández 08/22/84 Defender
    7 F. Carrazana 12/23/85 Midfielder
    8 J. Colomé 06/30/79 Midfielder
    13 C. Francisco 05/22/90 Midfielder
    15 A. Gómez 02/12/88 Midfielder
    18 D. Quesada 10/06/87 Midfielder
    9 A. Cervantes 11/17/83 Attacker
    10 R. Linares 02/10/86 Attacker
    11 Y. Lahera 02/09/92 Attacker
    17 Y. Mesa 05/11/81 Attacker

    Si nos guiamos por esta lista no Marcel Hernandez, Ni Sander Fernandez ni Ariel Martinez estaran en la Copa de Oro, habra que esperar a que lleguen aqui para ver quien en definitiva hizo el equipo

    ResponderEliminar