miércoles, 20 de abril de 2011

Mejores 5 momentos en la carrera de Eduardo Sebrango.

En 12 años de carrera profesional Eduardo Sebrango vivió memorables momentos y anotó importantes goles. Aquí los cinco más importantes de su carrera.

1 – JUEGO MÁS MEMORABLE.
"Sin lugar a dudas los Cuartos de Final frente al Santos Laguna en el Estadio Olímpico, el 25 de Febrero del 2009. Tantas cosas se conjugaron para hacer este juego inolvidable. Primero, los más de 55 000 espectadores y todo lo que se jugaba pues una victoria nos pondría cerca de la clasificación a semifinales de la Liga de Campeones de la CONCACAF, además anotar dos goles para mi fue realmente especial, especialmente porque fue mi primer juego con el Impact después de haber las tres previas temporadas con el Whitecaps."

2 – GOL INOLVIDABLE
"Mi segundo gol frente al Santos Laguna en el Estadio Olímpico. El estadio completo explotó de alegría, se podía sentir lo involucrado que estaba el público en el partido, esa mezcla de no creerlo y de euforia al mismo tiempo que todos vivían. Todavía recuerdo dirigirme hacia el banderín de corner donde estaban situados los Ultras y sentir como si súbitamente estuviera en Europa, era un ambiente de locura. Yo me levanté mi camiseta y mostré la que llevaba debajo con los nombres de mis hijos, Gabriela y Donovan escritos, estaba sumergido en un mar de emociones. Ese fue un momento muy especial."

3 – LA MAYOR DESCILUSION
"Otro momento fácil de recordar: el juego de vuelta contra el Santos Laguna en México. Todavía no puedo creer lo que pasó en Torreón el 5 de Marzo del 2009. Sigo repitiendo una y otra vez, en mi mente, el final del juego. Yo no sabía cuantos goles necesitaba el Santos Laguna para eliminarnos y cuando oí que el juez dio el silbatazo final pensé que los dos clubs estaban empatados en goles totales y que nos íbamos a extra tiempo. Fue entonces que me volteé hacia un compañero y lo vi llorando, fue entonces que me dí cuenta que estábamos eliminados. Sin lugar a dudas ese fue el más frustrante y desilucionante momento de mi carrera."

4 – CAMPEONATO MÁS RECORDADO.
"Yo fui muy afortunado de ganar cinco en total, uno con el Rochester (2000), dos con el Vancouver Whitecaps (2006 y 2009) y dos con el Impact (2004 y 2009). Todos fueron muy especiales a su manera, pero tengo que admitir que el del 2008 fue muy importante porque culminó el mejor año de mi carrera con 12 goles en 29 partidos y pude haber sido nombrado como jugador más valioso de la Liga, premio que le fue entregado a Jonathan Steele. Yo pienso que me lo merecía porque yo fui muy consistente toda la temporada y estuve al máximo de mi juego en todo momento. Además aporté mucho durante los play-offs. Mi actuación ese año fue aun más satisfactoria pues ya me estaba poniendo viejo (35 años) y algunas personas comenzaban a cuestionarse si yo todavía era capaz de producir para el equipo además de que ese año tuve excelentes ingresos. Pese a que mi salario con el Whitecaps fue bajo tuve excelentes bonos por mi actuación."

5 - PUNTO DE CAMBIO
"Si tengo que escoger un momento en mi vida que realmente cambió el resto de mi carrera, yo tengo que regresar a Cuba, en 1990. Yo tenía 17 años y había sido dejado fuera de mi club provincial: Sancti Spíritus, era mi última temporada antes de poder subir al primer equipo y me sentí devastado. Pero en vez de sentirme devastado, me doblé las mangas y me juré hacer todo lo posible para que esto jamás volviera a ocurrir. Desde ese momento enfoque mi vida en siempre dar lo mejor de mí. Yo entiendo que las técnicas y las tácticas son el 50 por ciento de los logros de un equipo, pero el otro 50 por ciento viene de los jugadores que componen el equipo. Lo que me sucedió a los 17 años me enseño el valor de usar la adversidad para poder crecer. Lo que también me ayudó fue saber que yo no era el más talentoso de los jugadores. Yo nunca la fuerza de Ali Gerba o la velocidad de Pierre Rudolph Mayard o el control de balón de Mauro Biello, pero siempre lo compensé trabajando, duro, muy duro” (Tomado de la Página oficial del Montreal Impact)

No hay comentarios:

Publicar un comentario