jueves, 17 de marzo de 2011

Navidad adelantada


Podría tener la Federación Cubana de Futbol si la nueva propuesta de la CONCACAF para la eliminatoria rumbo al Mundial de Brasil 2014 llega a ser aprobada por la FIFA.

El año pasado la entidad regional anunciaba un nuevo formato para las venideras eliminatorias en el cual se eliminaría la tradicional hexagonal final, algo que levantó muchas criticas ya que con la nueva estructura propuesta se evitaban los partidos más atractivos y con más morbo del área: Estados Unidos – México.

Así que Mister Jack Wagner no dudo ni un instante y probablemente calculadora en mano se dio a la tarea junto a sus séquitos de crear una nueva estructura que le propiciara lo más importante para él: Dinero.

Fue así que vio esta nueva fórmula en la que se siembran a los seis mejores equipos del área (o mejor dicho los seis con mayor clasificación en el ranking de la FIFA) que son este momento, Estados Unidos, México, Honduras, Costa Rica, CUBA y Jamaica. Un regalito que le posibilitaría a nuestra selección evitar a equipos complicados en etapas tempranas del proceso eliminatorio, prolongaría sus sueños mundialistas y que a nuestros muchachones de la Federación Nacional les vendría como anillo al dedo para inflar sus globos de “resultados gracias a buenos trabajos”.

Pero ¿que hay en realidad de todo este cambio de estructuras? La respuesta es simplemente una: Dinero, algo que al señor Wagner no está dispuesto que se le escape, y es que al no tener que participar Estados Unidos y México en las eliminatorias desde etapas tempranas le posibilitaría a estas federaciones organizar partidos amistosos con selecciones de alto nivel para cumplir con sus patrocinadores lo cual dejaría muy buenas ganancias para ambos y que además le dejaría una buena tajada a la CONCACAF y su presidente, dinero claro está que sería “muy bien utilizado” para el desarrollo … de sus Congresos.

El resto del nuevo sistema planteado por la CONCACAF plantea que los 10 equipos con peor ranking se enfrentarían en partidos de ida y vuelta para clasificar a la siguiente ronda donde se conformarán seis grupos de cuatro equipos cada uno donde los seis ganadores se unirían a los seis antes mencionados divididos en dos grupos cuyos tres primeros lugares formarían la hexagonal final.

Si bien Cuba en estos momentos tiene de regalo su pase a las semifinales, el nuevo sistema obliga a jugar una mayor cantidad de partidos internacionales, al menos hasta la fecha del sorteo para mantenerse en el grupo de los seis algo que habría que ver si los incompetentes, digo, la jefatura de la Federación Cubana pudiera manejar ya que a través de los años esa asignatura también les ha quedado muy grande.

2 comentarios:

  1. El futbol cubano carece de competitividad y los resultados para la eliminatoria al mundial brasil 2014 lo demuestra muy claramente. La competencia de futbol es un programa establecido por el Inder,donde el calendario no puede ir mas alla del presupuesto economico.

    ResponderEliminar
  2. Las deserciones ocurrida en la decada 2000 hasta la fecha no esta dado por situaciones politicas sino por el afan de jugar en lo profesional. Somo el unico pais donde donde los jugadores no se siente motivados. falta competitividad en todo los sentido,se forman atleta de forma integral partiendo de la educacion que se les brinda y preparaciones.

    ResponderEliminar