martes, 22 de febrero de 2011

Y la tercera no fue la vencida

Dicen en mi pueblo que a la tercera va la vencida pero este domingo en Hialeah no se cumplió el refrán cuando la selección cubana que participa en la Copa Latina cayó por tercera ocasión consecutiva ante la selección de Haití en esta ocasión con marcador de 2-0.

La selección cubana formada en su mayoría por veteranos mostró corazón y ser un equipo muy organizado pero estuvo lejos de realmente ser un peligro para la selección haitiana que dictó el trámite del partido.

El primer tiempo empezó bien para los nuestros quienes fueron los primeros en disparar a puerta pero aquello fue solo un espejismo, la juventud de los haitianos comenzó a notarse y a rendirle dividendos ante la veteranía de los nuestros obligados a jugar “al pie” y no a los “piques”. Usando un juego pausado de conducción y pocos toques de primera, lo cual los hacía presa vulnerables de los defensores y medios haitianos que lograban recuperar con facilidad los balones.

Pero si bien los haitianos tuvieron el balón la mayor parte poco pudieron inquietar al meta cubano gracias a la gran labor de una defensa bastante bien plantada. Cuba lo intentó en ocasiones pero se recargó mucho por la izquierda haciendo el equipo muy estrecho lo cual hacía que se aglomerara mucha gente en esa banda haciendo aun más sencilla la recuperación de balones por Haití.

Para el segundo tiempo se produjo lo que temíamos y el gas comenzó a acabársele a los nuestros y la presión de Haití comenzó a hacerse agobiante convirtiendo a su arquero en un espectador de lujo.

El gol haitiano se cocinaba de a poco y al minuto 60, un centro al parecer inofensivo conjugado con una pésima salida del arquero cubano propició el primer gol de los haitianos que fue a la cuenta de Kenol Versalles.

El gol sacudió a los nuestros que con el orgullo herido pusieron atrás años y cansancio y desplegaron sus mejores minutos en los que se produjo un disparo desde dentro del area que obligó a volar al meta haitiano para ahogar nuestro grito de gol.

Durante ese lapso se produjeron los únicos tiros de esquina de los blanqui-rojos aunque siempre fueron bien controlados por la defensa de los de Haití.

A los 70 se produciría la jugada más polémica del partido, un pase largo desde la defensa cubana, pescó a la haitiana adelantada y Jorge Woodward aprovechó para una escapada que debió ser cortada bruscamente y fuera del área por el portero haitiano.

Tras el impacto el balón quedó en los pies de un jugador cubano, que le ganó en la carrera al defensor de haitiano, sacando un disparo bombeado que picó una vez en el gramado antes de impactar el fondo de las redes. ¡Gol!

No.. el árbitro había hecho sonar su silbato justo antes de que el nuestro lograra conectar el balón en una decisión que cabeza fría ahora nos parece acertada ya que el balón tras la falta inicial había quedado dividido razón por la que creemos que el silbante no aplicó la Ley de la ventaja que reclamábamos airados desde las tribunas.

Como resultado del incidente el portero haitiano fue expulsado y Cuba tuvo un tiro libre, muy bien ejecutado por Serrano pero con la mala fortuna de que fue bien contenido por el meta reemplazante el cual logró conjurar muy bien los subsiguientes amagos de Cuba.

Fue Haití quien al final volvió a marcar esta vez al minuto 90 cuando Rudy Lormera logró capitalizar un contragolpe ante una Cuba volcada en busca del empate.

En resumen los veteranos volvieron a demostrar que la calidad técnica está intacta que el corazón y el amor por el futbol aun sigue ahí pero también que los años no pasan por gusto y que el equipo necesita una renovación y sangre joven para volver a ser el protagonista de esta Copa.

Muy bueno el trabajo de Chile en la defensa, de Serrano en el medio y sobre todo de Leo en la delantera, un verdadero peleador que se fajó y guapeó cada balón que le llegó y cuya salida le restó a nuestro entender peligrosidad al equipo pues los muchachos nuevos estuvieron muy lejos de aportarle la garra que él le imprimió mientras estuvo en el terreno.

En definitiva se perdió pero el equipo nos volvió a regalar otra tarde de futbol algo que más allá de la frustración por la eliminación debemos agradecerles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario