martes, 15 de febrero de 2011

Fútbol Nacional: El “Zorro” marca al campeón

Por Dubler R. Vázquez Colomé / Fotos: István Ojeda Bello

Las Tunas: Un derechazo imparable del ariete Geovanys Ayala puso la cuota de justicia que durante más de una hora estuvo ausente en la cancha del "Ovidio Torres", donde Las Tunas fue muy superior este sábado al campeón nacional Ciego de Ávila, para llevarse tres valiosos puntos, cuando el Campeonato Nacional de Fútbol, primera división, completó su segunda jornada.

Un partido trampa, de esos que se preparan con antelación, pero solo se descifran a medida que avanzan, esperaba al técnico Alain Delfín, quien hacía debutar a su equipo ante el público tunero, con el viejo sueño de vencer por primera ocasión a una selección avileña. Para ello, dejó detrás el 4-2-3-1 de la primera fecha ante los subtitulares de Camagüey (derrota 2-0) e implementó un 4-4-2 que aportara solidez en ataque, enviando a la punta a Máikel Celada y procurando acompañamiento para el "Zorro" Ayala, demasiado aislado y por ende mucho menos efectivo, en el primer partido de la temporada.

Sin embargo, la presencia del campeón de Cuba llenaba de interrogantes el entorno del encuentro y el internacional Leonel Duarte se encargaba de aumentar las incertidumbres, cuando al minuto nueve exigía una gran parada del meta tunero Julio Ramos, en la conclusión de un mortal contragolpe. Solo dos minutos después, los avileños habían conseguido sacudirse la presión del inicio (al minuto cuatro Ayala había reventado un cabezazo en el larguero) y comenzaron a pisar con fuerza el área tunera, hasta el punto de rematar a quemarropa un balón con trayectoria de gol que Ramos sacó con su pierna izquierda. Fueron dos latigazos consecutivos de un equipo que venía de golear 3-0 a Guantánamo, pero que en el resto del partido apenas contó con opciones

Con más ganas que acierto, los tuneros consiguieron poco a poco asentar su juego, aunque en la media cancha Reynier Leyva completaría su peor salida con la camiseta verdiroja, Karel Pagés demoraría medio partido en despertar y Yosvany Márquez apenas tocaría algún que otro balón. Para ajustarse al opaco guión de la primera mitad, los locales apelaron repetidamente al balonazo y encomendaron su suerte a algún pique en el que la velocidad del "Zorro" le ganara las espaldas a la ordenada zaga avileña, comandada con mano de hierro por el internacional Reizánder Fernández.

Con todo, hacia la parte final del primer tiempo los más de tres mil asistentes a la cancha se animaron con par de ocasiones tuneras. Primero, el volante Armando Trejo recibió un balón dentro del área y envió su remate frontal a las manos del portero; mientras que en el minuto 33 Yosvany Márquez desaprovechaba una clara oportunidad en un mano a mano con el guardametas avileño.

Sin mucha brillantez en el juego, la primera mitad transcurrió veloz hacia el descanso y solo dejó para la anécdota una dudosa jugada en la que Máikel Celada recibió amarilla por tirarse dentro del área, aunque algunos pidieran penal por la fuerte entrada de Yasel Francis.

Con el medio tiempo, Alain Delfín recompuso sobre la cancha a su equipo y salió a buscar los tres puntos, después de comprobar que el campeón nacional acusaba en exceso la ausencia por lesión del internacional Alain Cervantes. Así, los tuneros se volcaron al ataque con el mismo pitazo inicial, aun cuando la primera ocasión la tendría Sánder Fernández, quien después de escaparse de dos marcadores y preparar el disparo a puerta, no pudo con el incansable lateral tunero Géiser Blanco, providencial en un cruce que evitó la caída de su vaya.

Pasado el primer cuarto de hora de la segunda parte, Yosvany Márquez cedió su puesto como extremo por la derecha a Dainier Lorenzo y el jugador manatiense revolucionó el juego tunero, en una muy fructífera asociación en media cancha con Yúnior González, sustituto al minuto 67 de Reynier Leyva.

Dos cambios y Las Tunas fue una maquinaria de empuje hacia la meta contraria, amenazada al ´70 por un testarazo de Trejo tras un gran centro de Ayala y por un misil que enviara de pierna zurda Karel Pagés desde más de 40 metros.

A esas alturas, la selección local dominaba a su antojo el partido y la entrada de Adrián Hernández a reforzar el ataque visitante apenas pesaba sobre el destino de una batalla que se libraba a todo campo, con Las Tunas lanzada en busca del gol y el campeón nacional intentando capear el temporal, encomendado a alguna genialidad de un Leonel Duarte demasiado retrasado y sin conexión efectiva con el internacional Sánder Fernández, líder goleador de la temporada anterior.

Con la cancha inclinada y el partido ya roto a la altura del minuto 79, los avileños lo intentaron por enésima vez en jugada a balón parado, pero el rechace de la zaga les sorprendió mal posicionados atrás, una ocasión servida que no dejaría pasar el equipo tunero para definir el partido y llevarse tres puntos de oro: con balón controlado, Máikel Celada se internó por la izquierda en cancha ofensiva, levantó la cabeza y, tras percibir el pique por derecha de Ayala, envió un perfecto servicio al espacio que hizo aún mejor la velocidad, el control orientado y el derechazo cruzado e imparable del Zorro, quien dejó su primera marca de la temporada y se situó a solo seis dianas de los 100 goles en el fútbol cubano

Antes del final, Ayala tendría tiempo de enviar un zurdazo al larguero en una doble ocasión que había iniciado Celada y de cruzar otro cañonazo que se escapó rozando el segundo palo. Desde la otra trinchera, pocas noticias llegaron hasta el pitazo del árbitro y Ciego de Ávila fue apenas una sombra del equipo grande que se coronó en la temporada anterior.

La victoria devuelve al equipo tunero a la lucha por las primeras posiciones y funciona como una fuerte inyección de optimismo, de cara al siempre exigente reto del próximo sábado en la bella Perla del Sur, donde esperan ya los Marineros de Cienfuegos

No hay comentarios:

Publicar un comentario