domingo, 6 de febrero de 2011

Empatan Cienfuegos y Ciudad de La Habana en dura porfía

Raiko Martín
Con par de decisiones e igual número de empates se saldó el primer cruce de armas de la 96 edición del Campeonato Nacional del fútbol cubano, que arrancó este sábado en cuatro canchas del país.

Sobre el césped de La Polar los onces de Cienfuegos y Ciudad de La Habana protagonizaron un duelo interesante que caprichosamente se saldó sin daños. Se esperaba el nerviosismo inicial y de él sacó mejor provecho el equipo sureño, aprovechando las constantes desconexiones entre las líneas capitalinas.

No obstante, poquísimas ocasiones de gol se generaron desde ambos lados. Claras, apenas una por bando durante la primera mitad, que casi bajó sus cortinas con una lesión del cienfueguero Enrique Villaurrutia que cambiaría la tónica del partido.

Los sureños perdieron verticalidad y precisión, y los dueños de casa ganaron velocidad con la salida de Jensi Muñoz. En su lugar entró Junior Ramírez, mejor casi siempre en el mano a mano frente al veterano zaguero Mario Pedraza.

Mas este no sería el único vaivén del partido, pues en el minuto 66 el citadino Osay Martínez perdió los papeles, y los anfitriones quedaron con diez sobre el pasto. Comenzó entonces otra historia más trabada y digna de ocho cartulinas amarillas.

Para la polémica quedaron dos manos cienfuegueras, una de ellas dentro del área grande, que no fueron premeditadas según el criterio del árbitro. La que sí resultó tan «inocente» como inobjetable fue la del capitán capitalino Dariel Chapotín, pero el disparo de Yosniel Mesa desde el manchón penal se incrustó contra uno de los postes. Faltaban cinco minutos para el final, y el resto quedó en incipientes escaramuzas.

Por su parte, en Morón los vigentes monarcas de Ciego de Ávila sometieron con un categórico 3-0 a los guantanameros.

El marcador se mantuvo intacto durante la primera mitad, y los anfitriones se pusieron delante gracias a la diana de Ernesto Duane en el minuto 61. En el 72 el central Reysander Fernández amplió la ventaja con un violento disparo a balón parado que impresionó a los presentes, y siete minutos antes del final Leonel Duarte puso las cifras definitivas.

Poca fortuna hubo para los equipos orientales, pues Las Tunas también cedió en su visita a Camagüey. Allí Yohaner Montalbán (49) y Osmani Montero (66) alegraron el graderío del Patricio Lumumba.

Mientras, a Zulueta llegó un equipo habanero dispuesto a frenar al «Expreso del Centro», y casi lo logra en el minuto 25, cuando Raciel Torres puso en ventaja a los suyos. Pero gracias a Yenier Márquez —el mejor futbolista cubano del pasado año— llegó la paridad y la división de puntos.

El próximo sábado volverá la acción con los duelos Villa Clara-Ciudad de La Habana, La Habana-Camagüey, Las Tunas-Ciego de Ávila y Guantánamo-Cienfuegos, siempre en cancha de los primeros. (JR)

2 comentarios:

  1. Ney Sandó Castillo7 de febrero de 2011, 10:21

    Aunque se pudo ganar, el empate como visitante no es mal resultado. Ojalá la lesión del KIKI VILLAURRUTIA no sea grave. FUERZA CIENFUEGOS !!!!

    ResponderEliminar
  2. Camagüey.- El once de esta provincia se sujetó de los goles de Yoanner Montalván y de Osmani Montero, para acariciar su primer triunfo en el comienzo de la etapa elite del campeonato cubano de fútbol, al liquidar el sábado al equipo de Las Tunas.



    Fue el disparo de Montalván (minuto 49) una verdadera joya. Un fuerte despeje de la pelota la dejó casi a su merced, y sin pérdida de tiempo la tocó fuerte y preciso desde cerca de la media cancha, que dejó sin opciones al portero adversario.

    Tras la anotación, los tuneros reaccionaron y presionaron la portería custodiada por Oslendy Machado, quien estuvo preciso en sus atajadas, las que salvaron el inminente interés de los tuneros en lograr la igualada.

    Cuando el encuentro parecía discurrir hacia su conclusión sin más incentivos, sobre la base de una marcada pobreza del sistema de juego empleado por ambos colectivos, llegó el cabezazo de Montero, que aprovechó un ligero espasmo de la defensa contraria. Era el minuto 66.

    Los perdedores quisieron buscar brechas en la contención de los camagüeyanos, pero los anfitriones cerraron filas hasta que llegó el pitazo definitivo.

    Por momentos el juego estuvo áspero, y algunas cartulinas amarillas aparecieron para contener los impactos sobre la cancha. Quizás el más áspero se produjo sobre Yasniel Nápoles cuando penetraba con peligro por una de las bandas, y discretamente censurada por el árbitro del encuentro.

    Por molestias leves en una de sus piernas, el internacional Dagoberto Quesada fue utilizado únicamente en la etapa complementaria, dada la incidencia que tiene este atleta dentro de las aspiraciones de la selección.

    Otro que apareció sobre la cancha, a escasos minutos de su final, fue el jovencito Roberto Regalado, sustituto de Héctor Elio Portel, que tuvo escaso protagonismo sobre el terreno.

    Fuentes del elenco ganador, consideraron que las principales figuras irán adquiriendo nivel competitivo a medida que progrese el certamen, y se vayan ajustando los engranajes.

    En el torneo pasado, hubo un triunfo por bando.
    Alineación inicial de Camagüey:
    Yoanki Díaz (2); Onami Alba (4), Yoisel Salazar (5), Armando Coroneaux (7), Osmani Montero (9), Héctor Elio Portel (10), Keyler García (11), Rolando Buedo (14), Yoanner Montalván (15) y Yasniel Montalván (16) y Oslendy Machado (portero)

    ResponderEliminar