sábado, 29 de enero de 2011

Un Peñarol sin mucho aspaviento

Por: Raiko Martín
Visto desde lo cuantitativo, un triunfo y un empate frente a un equipo uruguayo levantarían la autoestima de cualquier equipo cubano de fútbol. Por eso, la igualada 1-1 que luego se decantó en la ronda de penales a favor de nuestra selección sub 17, redondea el buen sabor que queda de esta serie de preparación frente a la versión universitaria del prestigioso club Peñarol.

El triunfo por 2-0 en el duelo inicial elevó las exigencias a los discípulos del técnico Israel Brake, cuyo principal objetivo es asegurar el próximo mes de febrero uno de los cuatro boletos que ofrece la CONCACAF para el Mundial de la categoría.

Mas esta vez se vio sobre el césped del Pedro Marrero capitalino un partido insulso, sin dominios establecidos y goles más ligados a errores e infortunios, que a jugadas narrables con emoción.

Nerviosismo y oportunidades se repartieron a partes iguales en cada lado de la cancha, y salvo algunas intervenciones del portero visitante, el resto del partido fue puro bostezo.

No fue hasta casi el meridiano del juego que los aurinegros remataron tres veces seguidas y a quemarropa hacia la puerta cubana en la salida de un corner, y la diana Pastorini hizo honor al refrán. Pero quedaban 45 minutos de lo mismo.

A pesar del pedigree, se vio una vez más que este equipo charrúa está al alcance de cualquiera de las selecciones cubanas. Sin embargo, los muchachos no pudieron ir más allá de un guión espeso, como si el partido durara 300 minutos y el marcador les favoreciera.

En el nuevo examen nos faltó verticalidad y mucha ambición. También se quedó en deuda con la precisión, y no solo de cara al gol. Pero la suerte estuvo del lado cubano cuando el cobro de una falta, ejecutado por Sajay Herrera, en las cercanías del área grande se paseó, entre defensas y rematadores, hasta el fondo de la cabaña.

Ya en los penales cambiaron los colores, porque de lo que sí presumieron los cubanitos fue de ecuanimidad desde el manchón. Del resto se encargó el portero Sandy Sánchez, quien machacó el sexto misil uruguayo.

De todo esto habrá que tomar nota, pues en Jamaica, sede de la final de CONCACAF, tendremos que someter a Panamá y Estados Unidos para conseguir el ansiado alegrón en este año que marca el centenario del primer partido de fútbol jugado en nuestro país.

Precisamente, en conmemoración a esta fecha se unieron este viernes la Fundación Guayasamín, Radio Habana Cuba, la Asociación Cultura y Cooperación y la Sociedad Cultural José Martí para homenajear a la Federación Cubana del más universal de los deportes.

El homenaje, que coincidió con el aniversario 158 del natalicio de nuestro Héroe Nacional, sirvió además para reconocer el medio siglo de vida del INDER. (JR)

2 comentarios:

  1. Este mismo sub-17 se trasladó hasta Cienfuegos para topara con el equipo de Primera categoría este domingo. El resultado fué de 1-0 favorable a la escuadra sureña. No tenemos los detalles pero anticipamos que la diana fue a la cuenta de Hosniel Cabrera.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ney hermano, tú como siempre arriba de la bola, jejejeje

    ResponderEliminar