lunes, 20 de diciembre de 2010

NUNCA ES TARDE PARA HACER JUSTICIA


Por: Ney Sandó Castillo
¿Cual es la mejor manera de rectificar nuestros errores? Pues sencillamente reconociendo en primer lugar cuando los cometemos. Luego tomando decisiones que demuestren que queremos enmendarlos.

Mi equipo, Cienfuegos, subió, pero la esencia del problema todavía existe y bastante mediocres seríamos si no miráramos alrededor nuestro.

Recuerdo como en los años 80 había en Cuba, 2 divisiones igualmente en el fútbol nacional. Se jugaba viernes y domingos y cuando se devolvía la vista igualmente por lo que contra un equipo determinado se chocaba 4 veces. Se logró modificar la estructura para jugar solamente 1 partido cada 4 días, y se involucraron a todas las provincias del país para lograr que todas pudieran desarrollar este deporte.

Ahora sencillamente estamos involucionando. Cualquier comparación con Ligas extranjeras es estéril. Cada equipo juega por temporadas más de 30 partidos.

Hago dos preguntas ¿Tendrá de refuerzo el equipo de Ciudad de la Habana a Carlos Domingo Francisco o a Yoandir Puga? ¿Hará lo mismo Ciego de Ávila con Arielito Martínez, Ruslán Batista  o Adonis Ramos o sencillamente jugarán con los suyos, los que siempre han defendido su camiseta y sienten por la misma?

Lo peor será no rectificar. No es posible que nos ciegue el orgullo. Con decisiones como esta no le hacemos daño a más nadie que no sea a nuestro propio fútbol.

Hoy hacemos el réquiem por Santiago. Mañana puede ser por alguno de los GRANDES e INTOCABLES y entonces ¿se le dará marcha atrás al carro del Campeonato Nacional?

Las dificultades económicas existen y no pasan desapercibidas pero hay y siempre habrá variante de solución. Opinemos y escuchemos todos, los que queremos ver nuestro fútbol brillar, los que dirigen, los que juegan y hasta los que solo son activistas.

Hagamos justicia con nuestro balompié.

2 comentarios:

  1. Amigo Ney, más que preguntarnos sobre el aporte que le dará esos refuerzos a los equipos a los que se unan, habría que preguntarse que será del talento joven de esas provincias, que se verán desplazados por estas figuras, que sucederá con algunos de los Sub 20, Sub 23, que deberán quedarse en el banco de suplencia viendo sus habilidades atrofiarse por la falta de juego, o lo que es peor, ¿Qué va a ser de los Sub 17 que tenían posibilidades de formar sus equipos provinciales y ahora han quedado fuera?
    No se puede ser tan extremista, sacrificar la calidad en busca del desarrollo como se hizo la temporada o sacrificar el desarrollo en busca de un supuesto nivel de calidad, hay que buscar un balance entre ambos, buscar los matices. Un torneo de reservas paralelo pudiera ser una solución interesante, con partidos los sábados dejando los Domingos para los duelos estelares dejando libres los miercoles, algo que en un país como el nuestro, que no juega torneos internacionales o usa fecha FIFA ya que no habría que preocuparse por un calendario apretado y le daría una semana a las provincias que actúan como locales para preparar todo el avituallamiento necesario para recibir a 26 ó 28 jugadores y cuerpo técnico.
    Sobre que los refuerzos, de usarse, dejarán todo en el terreno por sus nuevos equipos no me quedan dudas, pues en la última ocasión que Pinar del Rio se proclamó Campeón de Cuba lo hizo con el decisivo aporte de hombres como el “Futy” Pérez y Reysánder Fernández, en ocasiones hay que quitarnos el velo del regionalismo, otro de los males que corroe a nuestro futbol.
    Hay que rectificar y hacerlo a tiempo, reconocer errores, este desmadre se pudo evitar como ya he dicho antes, pero el orgullo cegó a quienes toman las decisiones, tuvieron la posibilidad histórica de rectificar, no una sino dos veces y decidieron echarla a la basura.
    No se destruye cuando se tiene una opinión diferente siempre y cuando esta sea haga con buena fe y movida por el cariño y no digo por el desinterés porque este blog si tiene intenciones, mis opiniones si las tienen y es el BIENESTAR Y EL DESARROLLO DEL FUTBOL CUBANO

    ResponderEliminar
  2. Parece que hubo una campaña contra la asistencia a los partidos. Los periodicos nacionales no sacaron nada del tema, prefiriendo incluso cederle media plana de la página deportiva a una exhortación a los jóvenes cubanos del presidente de Kiribati.
    y además pusieron el juego en la lejanísima Polar. como para que nadie fuera.
    Por qué no aprovechan el proceso de Resucción de plantillas infladas para desaparecer la AFC y dejar el futbol en cuba como una actividad informal? creo que a la larga saldríamos ganando

    ResponderEliminar